lunes, 18 de febrero de 2008

ENRIQUE GINÉS MARTINEZ



PRESENTACIÓN




El domingo pasado estuve, una vez más, con mi cuñado Enrique en su Castellar tan querido; donde en cada esquina le saluda un conocido, le besa una amiga o le abraza un amigo.




Fuimos a su Casa Museo para arreglar algunas cosas que, para una persona tan perfeccionista como Enrique, nunca acaban de estar de su pleno agrado.




Él sabe que esa es también una de mis inquietudes, por eso nos desplazamos ambos hacia allí, para ir poniendo en el orden adecuado todo aquel tesoro que tanto estima, que hace parte intrínseca de su vida. Si, pues fue en esa casa que nació, correteó de muy niño y donde recibió los primeros mimos de los suyos.




Cada rincón es un recuerdo y en cada espacio él quiso dejar testimonio de un pasado lleno de amor.




Sus padres, sus hermanos, sus amigos, sus éxitos; su vida desfila por cada uno de los espacios creados para tal fin, respectando escrupulosamente los espacios antes allí existentes. Los enseres recuperados son colocados, minuciosamente, en el sito que le corresponde. Siempre está el toque sutil y artístico de sus manos para colocar en el sitio aquella fotografía o pieza estimativa con el aire que le pretende dar a cada elemento allí depositado con sumo cariño, con refinada delicadeza.




Enrique, es un valenciano de pura cepa, y como miembro fundador de la Asociación Socio Cultural Amigos de Portugal: teníamos que prestarle la atención que le corresponde, y muy gustosamente lo estamos haciendo ¡se lo merece!




SUS ORIGENES




Nació el 16 de agosto de 1938 en Castellar, Valencia.
Su infancia fue muy dura, y su estado físico no acompañaba. Estábamos ante un gran luchador y las adversidades acabarían por curtir su cuerpo preparando su intelecto para el futuro.


EL PROFESIONAL




Un 18 de marzo de 1955, se podía escuchar por primera vez la personal voz de este locutor valenciano.
Con sólo 17 años, ENRIQUE debutaba en las ondas en "La Voz de la Parroquia", emisora instalada en Castellar promovida e impulsada por el cura y el vicario.



El 1 de octubre de 1961 puso en antena un magazín de actualidad musical, "DISCOMODER". Actualmente, con más de cincuenta años en antena, es una referencia destacada en el sector.
Actualmente, además de dirigir la 97.7 la Radio, presenta cada día Discomoder. Ha convertido a esta Emisora independiente valenciana en líder de audiencia, y sigue cosechando éxitos.




Enrique, que atesora una extensa trayectoria en la radiodifusión española, repleta de éxitos, y con la total complicidad del público valenciano, es el decano de los locutores valencianos.
Ha colaborado en revistas musicales de tirada nacional, y ha publicado artículos de opinión en periódicos locales.
En 1979 toma la responsabilidad de Radio Popular FM, para cinco años más tarde, en 1984, hacerse cargo de la jefatura superior de programas y emisiones de la cadena COPE en Valencia.
Un luchador nato. Un agradable conversador. Un gran profesional, un excelente conocedor y dominador de su actividad.




Después de la celebración de los 40 años de DISCOMODER, entre otras cosas le dije:
La 97.7 la radio
Discomoder la melodía
Enrique Ginés la voz
Es que “cuando se trabaja por y para Valencia se nota”




Por mencionar algunos de los premios concedidos a Enrique Ginés, además de los discos de oro por su aportación al éxito de Dyango o El Dúo Dinámico y el de platino por las ventas del disco 50 aniversario de Nino Bravo, cabe destacar, que el periodista de Castellar fue galardonado con el premio de la revista Record Word de EEUU, al mejor comentarista musical de Europa. Además, posee, como premios a la popularidad, el Gancho d’or de Russafa, La Cotorra del mercat que concede la asociación de vendedores del Mercado Central de Valencia. En octubre de 2003, también le fue concedida la Cruz de Plata de la Agrupación Española de Fomento Europeo. En 2005, al cumplir 50 años como profesional de un medio difusor de la cultura, la Diputación Provincial de Valencia le concedió la Medalla de las Artes y la Cultura, que le fue entregada en la fiesta homenaje celebrada en el Palau de la Música de Valencia.




Han sido muchos los homenajes recibidos, en muchos de ellos fui fiel testigo de ello, y que no voy mencionar, son del conocimiento de todos los que le admiramos, pues no tendría espacio suficiente para hacerlo en este medio.
Existe una calle en Castellar con su nombre.

LA PERSONA




El hombre, esa persona afable y sencilla, que todo el mundo saluda, y que a todo el mundo dirige la palabra. Así es este valenciano campechano, que conozco bastante bien, al extremo de poder afirmar que los triunfos profesionales y personales no hicieron cambiar su actitud ante la vida, y sigue siendo una persona asequible, algo tan sólo al alcance de algunos, generalmente los grandes hombres, los genios. Humildad, sencillez, honradez, hombre de palabra, persona entrañable, son facetas que caracterizan a Enrique: donde él está, está el pueblo. Amigo de sus amigos, nunca les falla; a mi nunca me falló.
Siempre está dispuesto a jugar una partida de truc o al dominó con quien se lo proponga, y, fundamentalmente, junto de sus amigos de siempre.
Una gran persona, un buen hombre.


6 comentarios:

Juani lopes dijo...

realmente extraordinario tu cuñado, pero tengo una notita para el, haber si pone algun tema portugues, jajaja

pepa dijo...

Un buen trabajo.
Es cierto que Enrique lo justifica.
¡Como se nota lo que aprecias a tu cuñado!

Duarte dijo...

No os extrañe lo que diga o comente sobre Enrique, ya que de una cosa estoy seguro, siempre me quedaré corto.
Os voy a contar un hecho totalmente verídico.
Tenía un cliente en el Cabañal, para los que no conozcan Valencia, es un barrio cerca del puerto. Un barrio por cierto muy valenciano.
Cuando llegué a casa de este Sr., estaba escuchando DISCOMODER en la 97.7, lo que me obligó al comentario de rigor...
-¿Sigues a mi cuñado? Agregué, Enrique Ginés...
-De siempre. No sabía que era tu cuñado. Llevaba tiempo preocupado, pues dejé de escucharlo en la emisora habitual... después de tanto buscar por fin pude escuchar la voz inconfundible que perseguía... estoy contentísimo, ¡soy feliz!
- Estas han sido las palabras proferidas por Don Pedro Molina; que descanse en la eterna gloria, fue un gran hombre y un buen amigo.

pepa dijo...

¡Como cambió la casa desde que estuve allí!
Está todo muy bonito.

Joaquín dijo...

¡Hombre! Este señor, como muy bien dices, es el que más informó y defendió la música en Valencia, y, sobre todo, los músicos y los cantantes de la tierra.

Duarte dijo...

Así es, todo quedó muy bonito. Enrique es muy perfeccionista y sabe rodearse de los también lo son.
A corto plazo está prevista la visita a la casa museo del nuevo Cardenal, Don Agustín García-Gascó; precisamente se retrasa por las ocupaciones de su reciente nombramiento.