jueves, 10 de enero de 2008

PRAÇA DA LIBERDADE

El treinta de diciembre pasado, durante mi estancia en Porto, pude leer un magnífico articulo en el periódico "Jornal de Noticias" de aquella ciudad. Lo firmó un gran periodista, Germano Silva, una persona que sigo hace muchos años, y que para mi es de las doctas sobre la historia de la ciudad de Porto. Sus libros, y sus artículos, son de una gran calidad, por lo bien que expone lo mucho que sabe, para que todos se puedan acercar a sus raíces, nuestras raíces.



En dicho articulo hablaba del "rei Dom Pedro IV", para los "portuenses" uno de los reyes que más ha calado en su identidad como pueblo. Donó su corazón a la ciudad, que se conserva en la iglesia da Lapa, por el apoyo prestado por sus habitantes, en el asedio a la ciudad para enfrentarse a su hermano Dom Miguel. Uno era liberal y el otro absolutista. Miguel quería apoderarse del trono por imposición, cuando correspondía a su sobrina Maria II hija de Pedro, entonces Emperador de Brasil. Pedro logró derrotar a su hermano y proclamar a su hija como reina de Portugal.




En dicho articulo, responde a un lector sobre los medios y métodos empleados para suministrar víveres y armamento a sus soldados que estaban en inferioridad con los "miguelistas"; al no poder entrar en el Duero, lo hacían en la playa de los ingleses en la "Foz do Douro".
Ilustra el articulo una foto de la plaza de la libertad en el siglo XIX y una nota en la que habla de la fecha de su fundación. Casualmente anduve por allí en los días previos a esta Navidad y hice una foto en el mismo sitio; habían pasado cerca de 140 años...


3 comentarios:

Juani lopes dijo...

Yo tambien estuve en esa plaza, es inmensa me recordo por loamplia que er a la de la plaza de la virgen aqui en valencia.
Por lo que veo en las fotos a cambiado pero no mucho. Pero es muy bonita.

Duarte dijo...

Tu y yo nos vimos en Custóias, sé que ibas a verte con unos primos, pero desconozco lo que te enseñaron y de lo que te hablaron.
Esta plaza es relativamente pequeña, pero puede que tenga unas dimensiones idénticas a la plaza de la Virgen de Valencia. Lo que ocurre es que el efecto óptico de la avenida de los Aliados hasta el Ayuntamiento, "Câmara", da la sensación de mayor amplitud.

pepa dijo...

El conjunto arquitectónico que rodea la plaza, con la belleza de los edificios de la avenida, más la majestuosidad del Ayuntamiento, le dan al conjunto un aspecto muy señorial.